¡Oferta!
Meichila Storchenwiege modelo Beige (versión 2016)

Mei-chila Storchenwiege Beige

94.00  74.00 

La mochila portabebés de Storchenwiege, también conocida como mei-chila, es un portabebés híbrido entre mochila ergonómica, mei-tai y fular.

Gracias a la posibilidad de ajustar el ancho y el alto del panel y, al mismo tiempo, adaptarse perfectamente al cuerpo del bebé, se pueden llevar niños desde el nacimiento (desde unos 3.5 kg) y hasta 2-3 años de edad (en torno a unos 15 kg) en posición ventral (delante) o a la espalda.

La mei-chila está confeccionada a partir de fular de algodón 100%, incluye un reposacabezas integrado en la propia mochila, capucha y una bolsa para guardarla.

El modelo Beige es un elegante modelo de Mei-chila de Storchenwiege que combina un tono beige oscuro para los tirantes y el cinturón con otro más clarito del fular que compone su panel, que presenta una bonita trama en el tejido.

Hay existencias

Unid.

Product Description

La mochila portabebés de Storchenwiege es un portabebés híbrido entre mochila ergonómica, mei-tai y fular, de ahí su nombre de mei-chila.

La mei-chila lleva un cinturón ajustable, que se cierra mediante un broche como si se tratara de una mochila ergonómica convencional, así como tirantes bien acolchados, que se anudan bajo el culete del bebé, como se anudan los mei-tais. Al mismo tiempo, aprovecha todas las ventajas del fular con el que está confeccionada para adaptarse perfectamente al cuerpo del niño y mantenerle en una posición cómoda y saludable.

Gracias a la posibilidad de ajustar el ancho del panel y, al mismo tiempo, adaptarse perfectamente al tamaño del bebé, se pueden llevar niños en dos posiciones (delante o a la espalda) desde el nacimiento (desde unos 3 kg) y hasta unos 2-3 años de edad (en torno a unos 15 kg), siempre en la posición idónea de espalda redondeada y piernas abiertas y flexionadas (postura que coloquialmente denominamos posición de ranita o con forma de M).

La mei-chila está confeccionada a partir de fular de algodón 100% de la marca Storchenwiege, de manera que aprovecha todo su soporte y adaptabilidad para amoldarse al cuerpo del niño en sus primeros años de vida.

Para ampliar o estrechar el ancho del panel, adaptándolo a las necesidades del bebé, basta con ajustar esa zona de la mochila con la trabilla situada a tal efecto.

También es posible adaptar la longitud del asiento.

Incluye un reposacabezas integrado en la propia mochila y también una capucha y una bolsa para guardar la mochila.

Te recomendamos que leas nuestro análisis en profundidad de la Mei-Chila de Storchenwiege, así podrás conocerla a fondo.

Podéis consultar cómo ajustar y colocar la mochila leyendo las instrucciones de la Mei-Chila de Storchenwiege, que también se incluyen junto con la mochila.