Caboo Algodón Berry

85.65 

La mochila Caboo Algodón es la nueva versión de la anterior Caboo Carrier, un portabebé híbrido entre fular elástico y mochila ergonómica.

Permite llevar al bebé en posición fisiológica en un fular pero sin tener que aprender a anudar, pues se coloca por el cuello, como una camiseta, y se ajusta mediante unas anillas colocadas a cada lado, como si se tratara de una mochila. Es perfecta para los papás que quieren usar un fular elástico pero prefieren la facilidad de uso de una mochila, que no requiere aprender técnicas de anudado ni el manejo de varios metros de tela.

Apta para bebés desde los 2,300 kilos hasta los 14-15 kilos, aunque la mayoría de los papás encontrarán que a partir de los 7-8 kilos resultan más cómodas otras mochilas diseñadas para niños mayores, más fáciles de poner y quitar y con cinturón y tirantes acolchados. Por tanto, su periodo de uso útil se extendería desde el nacimiento y hasta los 6-12 meses, en función del desarrollo del bebé y los gustos personales de cada familia.

Dadas sus características, se adapta a cualquier tipo de porteador y puede utilizarse en varias posiciones delante, incluida la posición cuna para amamantar.

Elaborado en algodón convencional 60% y 40% poliéster, se puede lavar en la lavadora.

El modelo Berry es un precioso modelo de Caboo Algodón en color rojo oscuro.

Hay existencias

Unid.

Product Description

La nueva Caboo Algodón es una nueva versión de la anterior Caboo Carrier. Las novedades que ofrece son las siguientes:

– La cruz que queda situada en la espalda ahora es más acolchada y más ancha.

– En la banda de refuerzo se ha añadido un reposacabezas en forma de solapa acolchada para mejor soporte de la cabeza de los pequeñitos.

– El cordón que llevaba la banda de refuerzo adicional para poder ajustarla al bebé ahora no es un cordón sino una suave goma.

– Se ha incorporado un pequeño bolsillo con cremallera en la banda de refuerzo adicional.

– Los finales de las tiras están redondeadas.

La mochila ergonómica Caboo Algodón es un portabebés híbrido entre fular elástico y mochila ergonómica. A las ventajas propias de los fulares (su adaptabilidad y gran confort, por ejemplo) suma la comodidad de no tener que aprender a hacer nudos ni arrastrar varios metros de tejido, pues se coloca por el cuello, como si se tratara de una camiseta, y se ajusta cómodamente mediante dos anillas. Es el portabebés ideal para aquellos que quieren llevar a sus bebés en un fular pero no se animan a aprender las técnicas de anudado y buscan algo más rápido y sencillo.

Su uso es intuitivo y cómodo. Simplemente se pasa por la cabeza, se ajusta mediante unas anillas situadas en los laterales del cuerpo del papá o la mamá y se coloca al bebé igual que lo haríamos con el nudo pre-anudado básico tan habitualmente utilizado en los fulares elásticos. Una vez sentadito el bebé no tenemos más que extender ambas tiras, cuidando de que la tela le recoja de corva a corva, garantizando así la posición de ranita (sentado sobre su culete, con las rodillas ligeramente más altas que éste) y la curvatura natural de su espalda. Para terminar, y dependiendo de nuestras necesidades, podemos reforzar su posición, dándole más soporte, con el uso de la banda adicional que incorpora la mochila Caboo Organic. Para ver con más detenimiento su colocación, recomendamos ver el vídeo de la marca en la pestaña “vídeo de instrucciones”.

Permite llevar a los bebés desde el nacimiento, incluso en bebés pequeños, desde unos 2.300 kilos y soporta hasta 14-15 kilos de peso, aunque la mayoría de los papás encontrarán que a partir de los 7-8 kilos resultan más cómodas otras mochilas diseñadas para niños mayores (normalmente mochilas per-formadas, con más refuerzo, acolchado en tirantes y cinturón y de mayor tamaño). Por tanto, su periodo de uso útil se extendería desde el nacimiento hasta los 6-12 meses, en función del desarrollo del bebé y los gustos personales de cada familia.

Dadas sus características, se adapta a cualquier tipo de portador y puede utilizarse para llevar al bebé delante en posición erguida o en posición cuna para amamantar (aunque el pecho puede darse en posición vertical sin necesidad de reconocer al niño en la mochila).

Está confeccionada en algodón convencional 60% y 40% poliéstermuy agradable al tacto. La diferencia con la Caboo Organic es el tejido, que en este caso es de algodón no orgánico.

Se puede lavar en la lavadora en un ciclo corto de agua fría sin ningún problema.

Se pliega estupendamente, ocupando poco espacio y sin apenas pesar nada. Además, la banda adicional se transforma en una bolsita para su transporte.

Si quieres conocerla más a fondo, no te pierdas nuestro análisis en profundidad de la mochila portabebés Caboo Carrier.

También puedes consultar el libro de instrucciones de la mochila Caboo Carrier.

Vídeo de instrucciones