Pedidos

Trabajamos para mantener un stock constante y actualizado por lo que la mayoría de nuestros productos aparecen en la tienda como “Disponible“. Esto significa que están en stock y pueden ser enviados inmediatamente.

Otros productos pueden aparecer como “Disponible para reservar“. Esto significa que el producto no está disponible inmediatamente pero estamos a punto de recibirlo, normalmente en un plazo inferior a 2 semanas. A menudo son productos en ediciones limitadas, cuya venta se abre antes de su recepción para facilitar que no os quedéis sin él. Si tienes dudas contacta con nosotros, estaremos encantados de indicarte qué estimación de disponibilidad tenemos.

Los pedidos recibidos de lunes a viernes hasta las 15h son procesados y enviados por la empresa de mensajería la misma tarde de la compra.

Los pedidos recibidos después de las 15h de lunes a viernes se preparan y envían con la empresa de mensajería el siguiente día laborable.

Los pedidos recibidos en fines de semana o festivos se entregan a la empresa de mensajería el siguiente día laborable.

Puedes hacer tu pedido de tres formas:

– Directamente a través de nuestra tienda online. Seguramente lo más cómodo para ti sea hacer tu compra directamente a través de la página. Simplemente tienes que entrar en el producto que deseas, seleccionar el modelo, el número de unidades y añadirlo al carrito. Desde el carrito podrás finalizar tu compra introduciendo tus datos de facturación y envío y realizando el pago (mediante tarjeta, PayPal o ingreso o transferencia bancaria).

– Por correo electrónico a hola@kangarunga.es. En este caso te solicitaremos tus datos completos y del producto que quieres y te indicaremos nuestro número de cuenta para que puedas realizar un ingreso o transferencia bancaria.

– Por teléfono. Si deseas hacer tu pedido hablando directamente con nosotros, puedes llamarnos al 91 465 43 74. Te tomaremos tus datos y te proporcionaremos nuestro número de cuenta para que puedas abonar tu pedido mediante ingreso o transferencia bancaria.

Los pedidos recibidos de lunes a viernes antes de las 15h se envían por la empresa de mensajería ese mismo día y se reciben en 24/48 horas.

Los pedidos recibidos después de las 15h de lunes a viernes se envían por la empresa de mensajería el siguiente día laborable por la tarde.

Los pedidos recibidos en fines de semana o festivos se preparan y envían el siguiente día laborable.

La empresa de mensajería reparte nuestros pedidos de lunes a viernes laborables.

No enviamos Ceuta, Melilla, Islas Canarias e Islas Baleares.

  • Tarjeta de crédito, mediante pasarela de pago seguro TPV Virtual del Banco Sabadell.
  • PayPal.
  • Ingreso o transferencia.

Si quieres saber más sobre cómo pagar tu pedido, consulta las condiciones de compra.

Envíos

Llevamos más de diez años comprando a través de Internet todo tipo de productos por lo que, ante todo, somos consumidores online. A nosotros no nos gusta nada pagar gastos de envío y creemos que es una de las razones que más nos disuaden a la hora de comprar en Internet. Ya que nosotros evitamos pagar gastos de envío, tampoco queremos que vosotros los paguéis. Creemos que los gastos de envío son antinaturales y, ante todo, buscamos vuestra total satisfacción.

El envío en 24/48 horas es gratuito para envíos dentro de España Peninsular, sin importe mínimo de compra.

Los pedidos realizados hasta las 17h de lunes a viernes laborables se entregan al día siguiente laborable.

Por el momento lamentamos no poder ofrecer envíos a Canarias, Ceuta y Melilla o Islas Baleares.

Sí, enviamos a Portugal Peninsular de manera gratuita sin importe mínimo de compra en 3-4 días laborables.

Por norma general los mensajeros no os llamarán antes de realizar la entrega. No obstante, si tenéis el telefonillo estropeado o por cualquier otro motivo necesitáis que os contacten primero nosotros trasladamos siempre vuestras necesidades de la mensajería, que siempre hará lo posible por satisfacer vuestras necesidades.

Si la primera entrega no es posible, la mensajería os contactará para que concertéis un segundo intento de entrega.

Si tras un segundo intento de entrega no ha sido posible entregar el paquete, podréis recogerlo en la agencia que os corresponda en un plazo máximo de dos semanas. Pasado este tiempo el paquete se devolverá. Los gastos que se generen por esta devolución correrían de vuestra cuenta.

Cambios y devoluciones

Claro que sí. Siempre y cuando el pedido no haya salido aún de nuestro almacén puedes realizar un cambio en el modelo elegido, en el producto o anular tu pedido sin ningún coste adicional.

Escribidnos lo antes posible a hola@kangarunga.es y hacemos las modificaciones que sean necesarias.

Si al recibir vuestro pedido éste esta dañado por algún problema durante el transporte, deberéis ponerlo en nuestro conocimiento en las siguientes 24h a la recepción del mismo, si es posible adjuntando una foto del daño que tuviera.

Las marcas que trabajamos tienen altos estándares de calidad y un estupendo proceso de control de calidad por lo es raro que el producto que recibáis pueda estar defectuoso. No obstante, si al abrir vuestra mochila o accesorio éste estuviera dañado deberéis informarnos lo antes posible y si es posible adjuntándonos una fotografía que muestre el defecto que presenta para que podamos evaluarlo.

Tanto si el producto ha sido dañado durante el transporte como si estaba defectuoso de origen procederemos al cambio sin coste ninguno para vosotros. Sólo tenéis que escribirnos hola@kangarunga.es y os explicaremos cómo os lo cambiaremos. Por favor, conservad el embalaje original en cualquiera de los casos.

Ponemos mucho cuidado al gestionar vuestros pedidos pero ¡somos humanos! Si os hemos enviado un producto o modelo distinto del que habíais pedido, por favor, escribidnos inmediatamente a hola@kangarunga.es para que os lo cambiemos sin coste alguno.

Si has recibido tu pedido y quieres hacer un cambio, dispones de 14 días naturales desde la recepción del mismo para realizarlo.

Sólo tienes que escribirnos a hola@kangarunga.es y os informaremos de cómo hacerlo. El modo habitual y más cómodo para vosotros es mandar a nuestra mensajería con el nuevo producto y que os recojan el que ya no queréis en el mismo momento. Este servicio tiene un coste de 7.50 euros.

Podéis leer más información sobre cambios en nuestro apartado condiciones de compra.

Si has recibido tu pedido y quieres devolverlo, dispones de 14 días naturales desde la recepción del mismo para realizarlo.

Sólo tienes que escribirnos a hola@kangarunga.es y os informaremos sobre cómo hacerlo. El modo habitual y más cómodo para vosotros es mandar a nuestra mensajería a recoger vuestro paquete. El coste de este servicio dependerá del peso y volumen del paquete pero siempre será más económico que si lo envías vosotros por vuestra cuenta (normalmente está en torno a los 6-8 euros).

Os recordamos que no pueden devolverse artículos que hayan sido usados, pedidos sin prueba de compra o fuera de plazo. Así mismo, debe disponerse del embalaje original salvo que se acepte la depreciación del bien.

Podéis leer más información sobre devoluciones en nuestro apartado condiciones de compra.

El paquete que contenga la mochila o accesorio que vas a devolver debe ir convenientemente embalado al menos con un papel o bolsa plástica. El paquete no debe viajar bajo ningún concepto sin embalar para evitar su deterioro. Si se recibe el paquete con pegatinas, marcas o anotaciones derivadas de haber sido transportado sin embalaje, la depreciación del bien correrá por cuenta del cliente.

Mochilas portabebés ergonómicas

Las mochilas convencionales, esas que frecuentemente podemos encontrar en grandes superficies y tiendas de puericultura (y que por desgracia vemos que usan algunos famosos), no tienen nada que ver con las mochilas ergonómicas.

Esas mochilas no ergonómicas presentan una serie de problemas muy evidentes:

  • La espalda del bebé es forzada a ir recta, sin respetar su curvatura natural.
  • El bebé va colgado de sus genitales, recayendo todo su peso sobre ellos.
  • Las piernas quedan estiradas por lo que la cabeza del fémur no queda bien encajada dentro del acetábulo de la cadera.
  • Habitualmente se publicitan con una fotografía de un bebé mirando hacia fuera, posición que es aún menos recomendable por forzar la columna del bebé a adoptar justo la posición contraria a la fisiológica y por exponerle a todos los estímulos del mundo sin refugio ninguno.
  • El bebé va muy abajo y demasiado separado del cuerpo del porteador, lo que desplaza el centro de gravedad de éste y causa incomodidad y eleva el riesgo de caída.
  • No reparten bien el peso y suelen cargar la zona de las cervicales.
  • No se ajustan a la complexión de cada porteador sino que tienen unas pocas posiciones predefinidas.

Para saber más: ¿Por qué se denominan coloquialmente “colgonas” a las mochilas no ergonómicas?

 

Una mochila ergonómica:

  • Respeta la curvatura natural de la espalda del bebé.
  • El niño va sentado sobre su culete y no colgando.
  • Las piernas del niño están flexionadas, quedando las rodillas ligeramente por encima del culete. Esta es la postura fisiológica, también conocida como “de ranita”, y que garantiza el correcto desarrollo de su columna y caderas.
  • El bebé va bien pegado a su porteador y a tan sólo un besito de distancia. Esto hace que el porteador se sienta cómodo, ya que no se modifica su centro de gravedad.
  • El niño selecciona los estímulos que quiere ver, pudiendo refugiarse sobre el pecho o la espalda de su mamá o su papá cuando lo desee o cuando quiera dormir.
  • El peso del niño se reparte de una manera más homogénea, dirigiéndose hacia la zona de la cadera, que es la más preparada para soportar el peso (de hecho, de manera natural cuando cogemos un bebé en brazos lo habitual es que nos lo apoyemos en la cadera).

Más detalles en este artículo sobre las mochilas ergonómicas
Y recuerda que si tienes dudas puedes consultarnos en cualquier momento en hola@mochilas-portabebes.es o en el 91 465 43 74.

En la actualidad pueden encontrarse en el mercado distintos tipos de portabebés ergonómicos (bandoleras, fulares elásticos y tejidos, mei-tais, pouch), que se adaptan a la perfección a las necesidades concretas de cada familia en cada etapa de desarrollo de sus hijos. Sin embargo, muchos padres no se sienten atraídos por portabebés que requieren un anudado, aunque sea básico, descartando así fulares y mei-tais y prefieren sistemas más rápidos y automáticos, descartando también portabebés asimétricos para usos prolongados por cargar sobre un sólo hombro.

Las mochilas ergonómicas ofrecen una solución completa a los padres que buscan un portabebé fácil de usar, rápido de poner, adaptable a todos los porteadores, cómodo y respetuoso tanto la el niño como para quien lo lleva.

Debido a la gran variedad existente en la actualidad podemos ofrecer mochilas ergonómicas que cubren todas las necesidades de las familias, existiendo modelos que pueden usarse desde el nacimiento, modelos que pueden usarse desde que el bebé se sostiene sentado e incluso modelos que se adaptan al niño y crecen con él, acompañándole desde el primer día de porteo hasta el último, más allá de los 3 años.

En Mochilas-Portabebes.es ofrecemos a los padres la mayor variedad de mochilas ergonómicas del mercado, asesorándoles en la más adecuada para sus necesidades actuales y futuras. ¡Las hemos testado con nuestros hijos!. Si tienes dudas, no dudes en consultarnos en hola@kangarunga.es.

Todas las mochilas ergonómicas que vendemos ofrecen excelentes prestaciones, respetan la postura fisiológica del niño y cuidan la comodidad del porteador, apostando por el diseño y mimando los detalles, además de estar pensadas para aguantar mucho trote.

Sin embargo, no todas las mochilas ergonómicas son iguales. Pueden distinguirse, por ejemplo:

  • Si su tejido es más o menos grueso, más o menos caluroso. Claramente algunas mochilas son más frescas que otras. La mochila portabebés Pognae, por ejemplo, es una de las más fresca del mercado al llevar un panel con cremallera que permite dejar al descubierto una malla tejida en forma de panal que garantiza la máxima ventilación y evacua el sudor y la humedad. Muy similar aunque con un tejido aún más ligero y suave y un peso mínimo tenemos la estupenda mochila portabebés Ergobaby Ventus.
  • Por su composición, aunque la mayoría suelen estar confeccionadas en algodón 100%, algunas están fabricadas en algodón orgánico (como la Ergobaby Organic, por ejemplo) o llevan mezcla de otros tejidos (como la Marsupi Plus Breeze, que lleva algodón y lino al 50%).
  • También se distinguen por su uso recomendado. Algunas mochilas ergonómicas están pensadas idealmente para bebés que ya se sostienen sentados por si solos (o están a punto de hacerlo) y que tienen cierta envergadura (mínimo 7 kilos), como es el caso de las Ergo Baby. Es cierto que todas estas mochilas pre-formadas clásicas incluyen algún sistema para poder utilizarlas desde el nacimiento, pero sólo alcanzados los 6-7 meses alcanzaremos un uso óptimo. Hasta ese momento deberemos usar el reductor que proponga la marca, que en algunos casos deberemos comprar a parte. Esto se debe a que sus paneles no se pueden ajustar en anchura / altura o no pueden ajustarse correctamente a la columna del recién nacido, proporcionándole un soporte insuficiente si no usamos un reductor.

En cambio existen otras mochilas que por sus características especiales están especialmente diseñadas para usarlas desde el nacimiento, como la Marsupi Plus o las Caboo. Son una excelente opción para papás que quieren llevar a sus bebés de manera saludable desde el primer día sin usar accesorios o reducciones. El inconveniente de estas mochilas es que tiene un tiempo de uso algo más limitado, pues alrededor de los 6-8 kilos de peso suelen ser más cómodas otras mochilas con acolchados más gruesos y de mayor tamaño, para dar un correcto soporte al bebé que ha crecido. Por eso, su periodo de uso suele abarcar, aproximadamente, los primeros seis meses de vida.

Por último, existe una opción que nos va a garantizar que se va adaptar al niño y crecer con él, pudiendo emplearse desde el primer hasta el último día del porteo: la mochila Emeibaby. Esto se debe a su exclusiva combinación de mochila y fular, aunando lo mejor de cada una: la comodidad y rapidez de uso de la mochila junto con el ajuste punto por punto y soporte de una bandolera de fular tejido.

Porque no todas las mochilas ergonómicas son iguales hemos cuidado al máximo la descripción de nuestros productos y estamos siempre disponibles en hola@kangarunga.es para resolver todas las dudas que puedan surgir. Porque queremos que cuando compréis una mochila ésta sea la idónea para vosotros y vuestras necesidades, ¡no dejéis de consultarnos!.

No, en la posición “mirando hacia fuera”, es decir, con tu espalda tocando nuestro pecho y la carita mirando hacia el mundo es una posición totalmente desaconsejada en el porteo ergonómico por ser incómoda y perjudicial.

El mejor consejo que podemos darte es que no lleves a tu bebé mirando hacia fuera en tu mochila portabebés.

Si tienes una mochila que permite esa posición, desconfía, seguramente estás llevando a tu bebé en una mochila colgona.

Lo fundamental es analizar tus necesidades concretas, presentes y futuras.

Por ejemplo, atendiendo a su edad de uso, si vas a comprar una mochila con intención de usarla desde el nacimiento, te recomendamos descartar aquellas que por sus características (por ejemplo, un panel ancho y no regulable) van a obligarte a usar un reductor. Aunque todas las mochilas incorporan algún tipo de adaptación, si quieres portear de manera idónea desde el nacimiento lo mejor es que escojas una mochila especialmente pensada para ello. En muchos casos evitarás tener que comprar un accesorio a parte y eligiendo una mochila especialmente diseñada para usarse con recién nacidos tendrás un portabebés más adaptable y amoroso.

Una mochila apropiada para usarse desde los 3.5 kg podría ser, por ejemplo, la Marsupi Plus.

El diseño también es importante pues un porta bebés siempre nos cubre bastante. Es fundamental que te sientas a gusto con el diseño elegido, especialmente si la mochila la va a usar más de una persona.

Aunque todas las mochilas están cuidadas al máximo, algunas incorporan detalles que nos terminan decantando por una o por otra. Por ejemplo, la mochila portabebés Boba Carrier 4G lleva unas trabillas en los tirantes que permiten sujetar el bolso y que no se nos caiga constantemente sin necesidad de llevarlo cruzado.

Nos esforzamos por ofrecer unas descripciones de nuestros productos completas y útiles y periódicamente vamos publicando análisis en nuestro blog.

Si necesitasconsejo, no dudes en ponerte en contacto con nosotros en hola@kangarunga.es para pedirnos cualquier dato que necesites para decidirte.

Aunque todos los fabricantes de mochilas ergonómicas se esfuerzan por ofrecer soluciones para llevar a los bebés desde el nacimiento, desde Kangarunga no solemos recomendar el uso de reductores, cojines o adaptadores porque consideramos que existen mejores soluciones para llevar a un recién nacido en una mochila ergonómica: usar una mochila especialmente diseñada para su uso desde el nacimiento.

Muchas mochilas ergonómicas son portabebés preformados, es decir, no pueden ajustarse punto por punto a la columna del bebé. Además, tienen un puente con un ancho considerable. Los recién nacidos necesitan que su columna sea sostenida adecuadamente para garantizar que conservan la postura fisiológica (espalda curvada de modo natural, sentados sobre su culete con las rodillas ligeramente más elevadas que éste y apertura óptima de las piernas), de ahí la recomendación.

Cuando el bebé tenga un buen control de su cabeza y espalda, pudiendo sostenerse sentado por sí solo y tenga una envergadura suficiente para poder sentarse en el panel sin forzar la apertura de sus piernas, entonces será el momento ideal de comenzar a usar esas mochilas ergonómicas preformadas. El momento en el que esto ocurra será variable, algunos niños alcanzaran el tamaño y desarrollo motriz adecuado con 5 meses y otros lo harán en torno a los 7.

No obstante, en algunos casos preferís la sencillez de las mochilas pre-formadas más clásicas y, como os decimos siempre, si vosotros estáis convencidos y sois consciente de sus pros y sus contras ¡adelante!. En el caso del cojín que debe usarse con las Ergobaby, las piernas del bebé irían dentro de la mochila, de forma que la posición fisiológica no puede garantizarse del mismo modo que lo haría en una mochila más adaptable. Hay que tener en cuenta que algunos bebés no disfrutan de la experiencia de tocar la mochila con sus pies o la sensación de ir tan envueltos y se quejan, incluso llegándose a “poner de pie” dentro de la mochila. Un inconveniente que nos encontramos de manera habitual es que esos cojines cubren un periodo de edad que va desde el nacimiento y hasta los 3-4 meses. A partir de ahí, al bebé le sigue quedando grande la mochila pero la reducción le quedaría pequeña.

En definitiva, la mejor opción para llevar a un bebé desde el nacimiento es elegir una mochila ergonómica especialmente pensada para ello, como la mochila Marsupi Plus (o su versión más fresca, Marsupi Plus Breeze) o la mochila Emeibaby, que os permitiría portear desde el primer hasta el último día.

Todas las mochilas que hemos encuadrado en la categoría desde los 6 meses son plenamente recomendables. Entonces, ¿cuáles son las diferencias? ¿qué nos puede hacer decantarnos por una o por otra?. Partiendo de la base de que todas las mochilas portabebés que tenemos ofrecen una gran calidad en cuanto a materiales y diseño y garantizan la correcta posición del bebé y la comodidad del que lo lleva, decantarse por una u otra debe basarse en aquellos detalles que nosotros consideremos importantes: que sea una mochila ligera o fresca, que su tamaño sea algo superior a las demás si nuestro bebé está en un percentil alto de peso o de altura, que sea una mochila que tiene accesorios que satisfacen nuestras necesidades, que nos guste su diseño, que su precio se ajuste a nuestro presupuesto…

En cuanto a mochilas pensadas especialmente para bebés que ya se sostienen sentados (o están a punto de hacerlo) y tienen una envergadura mínima de al menos 7 kg (es decir, bebés desde unos 5-7 meses de edad):

La mochila portabebés Boba Carrier 4G es una mochila con una excelente relación calidad/precio y unos diseños muy simpáticos. Esos dos puntos fuertes la convierten en una de las mochilas más conocidas y vendidas, además de ser una de las mochilas portabebés con mayor número de accesorios a cada cual más práctico, como las trabillas de los tirantes, para poder sujetar el bolso, los estribos para que apoyen los pies los niños más mayorcitos o su bolsillo con cremallera en el cinturón.

Existe una versión ligera de la Boba Carrier 4G: la mochila portabebés Boba Air. Se trata de una mochila ultraligera, confeccionada en nylon, que se puede guardar en un bolsillo de tamaño pequeño, y que prescinde de todos los acolchados y refuerzos para ganar en ligereza. Ideal para los padres más viajeros y para llevarla siempre encima, para aquellos que vayan a portear de forma esporádica y por breves periodos de tiempo.

La mochila portabebés Manduca es una de las más conocidas en nuestro país, además de una de las primeras en aparecer en el mercado. Confeccionada con materiales suaves y robustos, es una mochila pensada para aguantar mucho trote, sus puntos fuertes son el excelente ajuste y su versatilidad: permite llevarla delante, a la espalda y a la cadera y es una de las más adaptables gracias a la cremallera de su panel y al ajuste de longitud de sus tirantes. Si se desea, permite llevar a un recién nacido sin necesidad de ningún accesorio adicional ya que su reductor está integrado en el interior de su panel. Además, está disponible en varios modelos básicos o de ediciones limitadas o especiales.

Otra gran mochila y también muy demandada es la mochila portabebés Ergobaby. Resulta inconfundible por su gran bolsillo frontal, fantástico para meter unos pañales y unas toallitas. Es un portabebés cómodo y versátil, que ofrece varios modelos según las necesidades de los padres: la línea Original, disponible en preciosos modelos, la línea Organic, de algodón orgánico en cuatro colores, la línea Performance, para los papás más activos y la línea Ventus, la más ligera y ventilada de todas.

En Kangarunga nos encantan tanto la Beco Soleil como la Tula Baby Carrier. Dos mochilas de buen tamaño, que pesan poco y pliegan bien, muy cómodas, con excelentes acolchados y nada calurosas. Como se parecen mucho, os recomendamos la lectura de la comparativa entre ambas.

Una de las mochilas ergonómicas que está asentándose con más fuerza en el mercado español está siendo la mochila portabebés Pognae. Destaca por sus originales diseños y por su frescura, gracias al panel abatible que deja al descubierto una rejilla de malla, totalmente transpirable. Es una mochila original, cómoda y fresca, fantástica para las familias que buscan un diseño desenfadado sin perder elegancia al tiempo que un portabebé apto para los climas más calurosos.

Dentro de las mochilas ergonómicas indicadas desde el nacimiento:

Destaca la excepcional mochila portabebés Emeibaby: una novedad en el mercado y una idea genial, pues su panel de fular la convierte en la primera mochila del mercado cuyo panel se adapta al niño y crece con él, de forma que puede garantizar un porteo fisiológico y cómodo desde el nacimiento y hasta el último día del porteo, en torno a los 15 kilos de peso. Por su comodidad y especial adaptabilidad, es una de las mochilas más recomendables entre las que tenemos, tanto para bebés recién nacidos como para bebés que ya se sostienen sentados.

Otra buena opción podría ser la mochila portabebés Amazonas Smart Carrier, una mochila ergonómica adaptable y muy bien equipada, además de bonita y económica.

En cuanto a la mochila portabebés Marsupi Plus, quizá sería la menos recomendable para un bebé de 6 meses o más puesto que aunque por soporte podría llegar hasta los 15 kilos de peso, en torno a los 7-8 kilos de peso muchos padres encuentran más cómodas otras mochilas portabebés con mejores acolchados, paneles más grandes y diseñadas para niños más mayores. Aunque el peso que tiene un bebé a los 6 meses es variable, muchos bebés estarán bastante cerca de ese peso o ya lo habrán superado. La mochila Marsupi Plus es fantástica desde el nacimiento y tiene un precio muy ajustado, pero su principal inconveniente es que su uso no suele prolongarse más allá de los primeros seis meses de vida.

Para los que quieren llevar a sus bebés en un fular elástico sin los inconvenientes propios de este tipo de portabebés (aprender el anudado, arrastrar las tiras, manejar varios metros de tela…), la mochila Caboo Carrier y la Caboo DX ofrecen la posibilidad de disfrutar al mismo tiempo de la comodidad y facilidad de uso de una mochila ergonómica junto con todas la ventajas de un fular elástico (adaptabilidad, confort, ligereza…). Debe tenerse en cuenta que, dada la elasticidad del tejido, en torno a los nueve o diez kilos de peso muchos padres encontrarán más cómodas otras mochilas portabebés mejor acolchadas y que no presenten efecto rebote. Además, meter desde arriba a un bebé de más de seis meses en una mochila del estilo de las Caboo resulta menos práctico que colocarse una mochila clásica pre-formada.

Una de nuestras mochilas portabebés favoritas es la mochila portabebés Emeibaby: una novedad en el mercado que supone una auténtica revolución, pues su panel de fular la convierte en la primera mochila del mercado cuyo panel se adapta al niño y crece con él, de forma que puede garantizar un porteo fisiológico y cómo desde el nacimiento y hasta el último día del porteo, en torno a los 15 kilos de peso. Por su comodidad, es una de las mochilas más recomendables entre las que tenemos, tanto para bebés recién nacidos como para bebés que ya se sostienen sentados. Fantástica para los papás que sólo quieren comprar un portabebé que les sirva para todo el porteo.

Otra gran opción, y una de los portabebés más vendidos, es la mochila portabebés Marsupi Plus, adaptable al recién nacido desde el primer momento, versátil y muy sencilla de usar, además de la comodidad que ofrecen sus tirantes anchos y acolchados, como si fuera un mei-tai. Aunque por soporte podría llegar hasta los 15 kilos de peso, en torno a los 10 kilos de peso muchos padres encuentran más cómodas otras mochilas portabebés con paneles más grandes y diseñadas para niños más mayores.  Su principal inconveniente es que su uso no suele prolongarse más allá del año o año y medio, algo que debe tenerse en cuenta.

La mochila Marsupi Plus cuenta con una versión más fresca: la Marsupi Plus Breeze, cuyo tejido está compuesto por un 50% lino.

Otra buena opción podría ser la mochila portabebés Amazonas Smart Carrier, una mochila ergonómica adaptable y muy bien equipada, además de bonita y económica, permite llevar al bebé hasta unos 15 kilos sin necesidad de adaptadores o reductores. Aunque su panel es adaptable gracias al elástico que lleva en su base, podría resultar algo ancho para bebés muy pequeños, por lo que la recomendamos idealmente desde los 2-3 meses de edad.

También te puede gustar la mochila Caboo Carrier y la Caboo DX. Son ideales para padres que quieran llevar a sus bebés en un fular elástico pero no les convencen sus inconvenientes (aprender a manejar varios metros de tela, aprender a anudar, arrastrar las tiras por el suelo al anudarlo…). A todas las ventajas de un fular elástico (adaptabilidad, ligereza, confort) se une la facilidad de uso de una mochila ergonómica, pues la Caboo Carrier y la Cabo DX se ponen como una camiseta y se ajustan con dos anillas, ¡más sencillo imposible!.

Existe una versión más ligera de Caboo, la Caboo NCT, que incorpora poliester en su composición.

Si tu bebé es un recién nacido, una estupenda opción es la Marsupi Plus Breeze. Con las mismas ventajas de la mochila Marsupi Plus, ofrece mayor frescura, al estar confeccionada en algodón y lino al 50%.

Si tu bebé ya se sostiene sentado, dos mochilas muy frescas, con panel ventilado son la Pognae y la Ergobaby Ventus. La mochila Pognae es una mochila original, cómoda y fresca, fantástica para las familias que buscan un diseño desenfadado sin perder elegancia al tiempo que un portabebé apto para los climas más calurosos. La Ergobaby Ventus es la mochila más ligera de la marca, tiene un diseño deportivo pero muy combinable y un tejido técnico muy agradable al tacto.

Si lo tuyo no son los paneles con malla, una mochila con un panel de algodón finísimo, que no te va a dar nada de calor, es la Tula Baby Carrier o su versión para niños grandes, la Tula Toddler Carrier.

Tanto la mochila Manduca como la Ergobaby (en cualquiera de sus modelos) son dos excelentes mochilas ergonómicas que seguro van a satisfacer las necesidades de las familias más exigentes. Sin embargo, presentan diferencias entre ellas que pueden hacer que te decantes por una o por otra.

Te invitamos a que leas la comparativa Manduca vs Ergobaby que hemos elaborado para que puedas contrastar esquemáticamente cuáles son las características de cada una y qué las distingue.

También puedes leer nuestro análisis de la mochila Manduca y nuestro análisis de la mochila Ergobaby Original.

Hay dos diferencias fundamentales entre la Boba Carrier 4G y la Boba Air:

– La Boba Carrier 4G está confeccionada en algodón y la Boba Air está confeccionada en nylon (como si fuera un impermeable).

– La Boba Carrier 4G tiene su cinturón y tirantes acolchados mientras que la Boba Air no tiene ningún acolchado ni refuerzo.

Aunque la Boba Air es una mochila cómoda, el hecho de que no tenga ningún acolchado ni refuerzo hace que no se recomiende para porteos largos. Es una mochila que está pensada para usos puntuales, por ejemplo, para llevar a una excursión, para ir a la playa o la piscina (pues además es impermeable), para llevar en el bolso y usarla cuando nuestro niño se cansa de andar, etc. Como es tan ligera y se pliega en poco más de lo que ocupa una lata de refresco, para esos usos es increíblemente práctica.

Para un uso diario y continuado, con un niño que va a pasar muchas horas en la mochila, recomendamos la Boba Carrier 4G por los acolchados que lleva en tirantes y cinturón, los acabados tan buenos que tiene, lo agradable que es su algodón y todos los detalles prácticos que incorpora, como la trabilla para sujetar el bolso, la capucha opcional, los estribos, etc.

Hemos elaborado una comparativa entre ambas mochilas para que podáis conocerlas más a fondo: Comparativa Boba 4G vs Boba Air.

Si el uso que le vas a dar a la mochila es esporádico, si necesitas una mochila ligera que poder llevar siempre contigo para cuando surja la necesidad de usarla, la Boba Air es tu mochila. No vas a encontrar otra que ocupe tan poco plegada y que sea tan ligera.

La mochila Boba Air es una mochila ideal para esos niños que ya caminan pero se terminan cansando y piden brazos, para ir a la piscina o la playa, para unas vacaciones, para llevar en el coche o dejar en el pueblo, es decir, para porteos cortos y como mochila secundaria.

Eso sí, tienes que tener en cuenta que la Boba Air es “un impermeable hecho mochila”. Es decir, carece de acolchados y su tacto no es amoroso como el algodón.

Si estás pensando en usar tu mochila a diario y durante varias horas es mejor que elijas una mochila de algodón que tenga acolchados y refuerzos.

¡Claro que sí, hay muchas alternativas!

Aunque siempre nos gusta que nos contéis qué buscáis y cómo es vuestro bebé, para personalizar nuestro asesoramiento al máximo, una alternativa muy frecuente a estas dos mochilas tan conocidas es la también famosísima mochila portabebés Boba 4G. La Boba 4G es una mochila algo más económica, con diseños muy originales y algunos detalles que las otras no tienen, como la trabilla de los tirantes que nos permite sujetar el bolso (si lo llevamos, claro).

Dos mochilas que nos encantan son tanto la Beco Soleil como la Tula Baby Carrier. Tienen en común tener unas medidas generosas tanto en ancho como en alto y paneles de algodón suave y flexible además de un estupendo acolchado tanto en cinturón y tirantes como en la zona donde el bebé apoya sus piernecitas. También ofrecen un diseño muy cuidado y unos acabados fantásticos. Como son dos mochilas parecidas, en nuestro blog tenemos una comparativa sobre Beco Soleil vs Tula Baby Carrier que te puede ayudar mucho a decidir.

La Amazonas Smart Carrier es una mochila ligera y muy completa. Si quieres conocerla más a fondo puedes leer el análisis que hemos publicado en el blog.

Su precio inferior se debe, simplemente, a que sus acabados no son de la misma calidad que otras mochilas: costuras, remates, broches, tacto del panel…

La Amazonas Smart Carrier es una mochila portabebés excelente para papás que buscan no invertir demasiado dinero en la compra de un portabebés, quizá porque no están seguros de si le van a sacar mucho provecho a su mochila y quieren probar si les gusta o como mochila secundaria, para alternarla con otras, llevarla en el coche, dejarla en el pueblo, etc. No solemos recomendarla para papás que buscan una mochila de excelente calidad para usarla a diario y/o de manera intensiva no porque sea incómoda sino porque existen opciones mejores.

Accesorios

Los abrigos y cobertores de porteo no son imprescindibles pero sí son muy recomendables. ¿Por qué? Pues porque es muchísimo más cómodo y práctico abrigarse desde fuera y poder ponerse la mochila con ropa de calle. Si pones a tu bebé con ropa normal y luego le abrigas con un cobertor o, mejor aún, os abrigáis los dos con un abrigo de porteo, podrás quitar y poner esa capa de abrigo siempre que lo necesites sin necesidad de sacarle de la mochila. Por ejemplo, si llegas a un sitio con calefacción, simplemente te quitas el cobertor o el abrigo y si tu bebé va durmiendo no le despiertas.

Te recomendamos la lectura de este artículo: ¿Cómo abrigarte mientras usas tu mochila portabebés?

Los abrigos de porteo te permiten abrigaros tanto tu bebé como tu con una sola prenda de abrigo. Esto permite que ambos os podáis poner la mochila con ropa de estar en casa y os cubráis solamente con el abrigo de porteo a la hora de salir a la calle, lo que resulta mucho más cómodo y práctico. El principal inconveniente podría ser que no siempre podrás intercambiarlo con tu pareja pero si porteas a tu bebé a diario es una inversión que vas a amortizar con creces. Además, el abrigo de porteo Momawo se puede utilizar durante el embarazo o incluso sin el insertable se puede usar como un abrigo normal.

Los cobertores te permiten intercambiarlos con cualquier porteador ya que son como un delantal, que se pone encima del bebé y se ata en la espalda del que lo lleva. Existen distintos tipos de cobertores en función de si abrigan más o menos pero todos ellos nos van a obligar a abrigarnos nosotros ya que sólo cubren al bebé.