Mochila Caboo dar el pecho

Ventajas de dar el pecho en tu mochila portabebés

Una duda frecuente de muchos papás es si se puede dar el pecho en una mochila portabebés ergonómica sin necesidad de sacar al niño de ella. La respuesta es afirmativa: no sólo se puede amamantar a un bebé mientras le llevamos en una mochila ergonómica sino que esto proporciona múltiples ventajas y beneficios para ambos.

Aunque cuando pensamos en dar el pecho a un bebé la postura que enseguida nos viene a la mente es la del bebé acostado en nuestros brazos, lo cierto es que esto es algo puramente cultural. No es necesario que el bebé esté tumbado o en posición cuna para tomar el pecho, mamar en una posición erguida no sólo es sencillo y cómodo sino que previene las regurgitaciones, mejora los gases y cólicos y es de especial ayuda en bebés con reflujo.

Dar el pecho en una mochila portabebés es muy sencillo. Como explicamos en este artículo, tan sólo será necesario que aflojemos las cintas hasta conseguir colocar al bebé a la altura necesaria.

En este vídeo podéis ver cómo colocar una mochila Ergobaby (con cojín reductor) para dar el pecho a un bebé recién nacido.

Es posible que en los primeros meses de lactancia tengamos que aflojar más las cintas de los tirantes o incluso la del cinturón porque nuestro pecho estará duro y el bebé no tiene control de la cabeza, pero una vez establecida la lactancia nos será más sencillo pues los senos se vuelven más flexibles y manejables y nuestros bebés en auténticos expertos buscando el pecho.

El estar cerca del pecho y tener un fácil acceso a él facilita la lactancia, favoreciendo las tomas a demanda e incrementando los niveles de oxitocina. El estar piel con piel es beneficioso para todos los bebés y muy especialemente en aquellos que han nacido prematuramente: ayuda a regular la temperatura, el ritmo cardiaco y la respiración, les relaja y facilita el sueño y la liberación de estrés, favorece su desarrollo físico y neurológico, su sistema vestibular…

Para la madre, dar el pecho mientras lleva a su bebé junto a ella está lleno de ventajas. La más evidente, poder amamantar con las manos libres, mientras se descansa o se realiza cualquier otra actividad, por ejemplo, atender a otros hijos. Sin duda, llevar a nuestro bebé pegadito a nosotros y con fácil acceso al pecho favorece que el bebé pueda lactar siempre que lo necesite y tanto tiempo como lo necesite, es decir, una verdadera lactancia a demanda, con la gran influencia que esto tiene en su establecimiento y posterior continuidad. La discrección que proporciona dar el pecho en una mochila portabebés contribuye también al amamantamiento al poder hacerlo en cualquier lugar y circunstancia sin tener que interrumpir nuestra actividad o retirarnos.

Por otro lado, dar el pecho con el bebé erguido contribuye a vaciar la mama desde una posición distinta a la que habitualmente se produce cuando el bebé lacta tumbado. Cambiar frecuentemente la posición desde la que se da el pecho ayuda a vaciarlo convenientemente, previniendo obstrucciones y mastitis.

En definitiva: no necesitamos sacar a nuestro bebé de su mochila ergonómica para darle el pecho. Podremos amamantarle mientras le llevamos con nosotros de una manera cómoda, fácil y beneficiosa para ambos.

1 Comentario
  1. […] Ventajas de dar el pecho en tu mochila portabebés ergonómica […]

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.