Protectores tirantes Fumbee Manduca modelo natural

¿Son necesarios los protectores de tirantes para mi mochila portabebés?

Una pregunta que nos hacéis con frecuencia es qué utilidad tienen los protectores para los tirantes de las mochilas portabebés, si realmente son necesarios o son un complemento prescindible.

Como todos los casos no son iguales, la respuesta más aproximada sería depende.

En algunos casos os pueden resultar muy útiles, por ejemplo:

– Si tienes un bebé que regurgita de manera constante, los protectores de tirantes te van a venir fenomenal. Cada vez que se ensucien podrás lavarlos por separado, evitando lavar la mochila entera. Los que hemos tenido bebés muy regurgitadores sabemos hasta qué punto huele mal un tejido manchado con lo que echan y lo mucho que se impregna el olor por más que frotes con una toallita húmeda. Las mochilas portabebés se pueden lavar bien en la lavadora en ciclos cortos de agua fría, pero no es nada práctico (ni aconsejable para cuidar la mochila) hacerlo de manera constante, de forma que los protectores de tirantes en este caso nos pueden solucionar el problema.

– Si habitualmente das de comer a tu hijo mientras le llevas en la mochila portabebés, ya habrás comprobado lo rápido que se manchan los tirantes de restos de pan, galletas, etc.

– Si tu bebé está constantemente mordisqueando los tirantes de tu mochila portabebés y chupándolos, probablemente querrás que lo haga en una tela que puedas lavar y que no te importe que se vea sometida al desgaste contínuo de sus dientecitos y babas. A muchos bebés les encanta morder y succionar una tela. Si tu bebé tiene esa costumbre, es posible que prefieras que lo haga en un tejido que puedas lavar de manera habitual, para evitar que trague la suciedad que de manera normal por el roce y el uso acumula la mochila en el día a día.

Ahora bien, si no te encuentras en ninguna de estas situaciones porque tu hijo es poco regurgitador y nunca le das de comer en la mochila, si además no tiene el hábito de mordisquear los tirantes de la mochila… probablemente no te hagan ninguna falta. Si te gustan por estética, adelante. Si no, no los necesitas.

No hay comentarios

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.