Posición de ranita

¿Qué es la posición de ranita?

Cuando hablamos de porteo ergonómico uno de los primeros conceptos que solemos utilizar es el de “posición de ranita“, “posición en M” o más técnicamente “posición de piernas separadas y flexionadas“. ¿Sabemos qué es exáctamente esta posición y por qué es importante cuando hablamos de mochilas portabebés?

Dentro del vientre materno los bebés están completamente doblados sobre si mismos. Al nacer mantendrán su columna vertebral arqueada durante mucho tiempo. No hay más que observar a un recién nacido o un bebé de pocos meses: su espalda no sólo no hace la misma curvatura que tenemos los adultos sino que está curvada hacia fuera, como si se tratara de una C.

Con el paso de los meses y años la columna del niño irá cambiando su morfología, adaptándose a gatear, a sentarse, a caminar y a mantenerse erguido, hasta tener el desarrollo motor de un adulto. Es decir, que de manera natural y poco a poco, el niño irá perdiendo esa forma de C en su espalda (lo que se llama técnicamente cifosis) para ir adquiriendo la morfología definitiva que tenemos los adultos.

Evolución columna de un niño

Columna y pelvis están conectadas a la cadera por medio de una articulación, de manera que el movimiento que tenga la columna tiene un efecto inmediato sobre la pelvis y también al revés. Por eso, cuando hablamos de mochilas no ergonómicas incidimos en la importancia que tiene que una mochila portabebés no obligue al niño a enderezar su espalda, pues si esto se produce, la pelvis también se resiente, de modo que la postura no es sólo perjudicial para la espalda sino también para el desarrollo de su cadera.

La cadera es una articulación de rótula. Esto quiere decir que la cabeza del fémur está insertada en la cadera (en lo que técnicamente se denomina acetábulo) mediante una rótula (una bola, por decirlo coloquialmente).

 

Posición de ranita
Fuente: Amazonas Smart Carrier

 

La posición de ranita garantiza que las rótulas del fémur estén correctamente encajadas en el acetábulo de la cadera, permitiendo un correcto desarrollo de todos los huesos de la pelvis y las articulaciones.

De ahí que la posición de ranita se llame también “piernas separadas y flexionadas“: las piernas del bebé estarán separadas unos 45 grados y flexionadas, con las rodillas más elevadas que el culete.

Una posición, por cierto, muy adecuada para los bebés que sufren displasia de cadera, pues precisamente los arneses que a veces se prescriben en los casos más severos lo que hacen es mantener esta posición de manera permanente.

No tenemos más que observar, de nuevo, a nuestros niños. ¿Qué sucede cuando dejamos libre a un recién nacido, cuándo le colocamos boca arriba? Automáticamente eleva sus piernas y las flexiona, parecen ranitas.

 

Posición de ranita de forma natural
Posición de ranita de forma natural

 

¿Qué sucede cuando cogemos a un bebé en brazos? De manera natural los niños suelen adoptar lo que llamamos la posición de porteo. Ellos mismos se colocan listos para ser llevados, con sus rodillitas ligeramente más elevadas que el culete y su espalda correctamente colocada. Si hiciéramos una foto tendríamos una M perfecta.

 

Posición de ranita en la mochila Emeibaby
Fuente: Emeibaby

 

En definitiva, se trata de respetar la morfología del bebé y su desarrollo natural sin forzarlo:

– Para garantizar un desarrollo saludable de la columna, hay que respetar su curvatura natural. Cuanto mayor sea el niño, menos arqueada tendrá la espalda: se trata de un proceso natural en el que no debemos intervenir. Enderezar artificialmente su espalda produce no sólo un efecto nocivo en la columna sino también su pelvis.

– Para garantizar el desarrollo saludable de las caderas y piernas, es conveniente que el bebé adopte la posición de ranita (piernas separadas y flexionadas) y se evite en lo posible las posiciones de extensión y tensión de las articulaciones.

7 Comentarios
  1. […] ofrecen un buen soporte al bebé, que va sentado sobre su culete, con un asiento profundo, y en posición de ranita, es decir, con sus piernas flexionadas y abiertas conforme a su desarrollo, permitiendo que la […]

  2. […] El bebé adopta una posición fisiológica, aquella que coloquialmente llamamos posición de ranita. […]

  3. […] posición tumbada no permite colocar las caderas y piernas del bebé en “posición de ranita“, sino que el niño iría con las piernas […]

  4. […] sentado, no colgado. Una mochila portabebés ergonómica permite al niño mantener una saludable posición de ranita, es decir, con sus piernas flexionadas y abiertas (en unos 45º  y flexionadas en unos 100º) […]

  5. […] es una pieza de tela cortada y cosida de tal manera que permite al bebé mantener las piernas en posición de ranita. El panel es el que es, no crece con el […]

  6. […] en una óptima posición fisiológica, recogiendo correctamente su cuerpo de forma envolvente: posición de ranita, es decir, con las rodillas más elevadas que el culete, con su espalda redondeada y su pelvis […]

  7. […] Esto nos ayudará a dejar el asiento bien posicionado y que el bebé quede en una perfecta posición de ranita. […]

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.