Ergobaby Original modelo Gris Cósmico

¿Por qué nos gustan las mochilas ergonómicas?

Después de (casi) un año de porteo intensivo mañana y tarde y de haber probado (casi) todos los portabebés que encontramos en el mercado, me declaro fan de las mochilas ergonómicas. Desde luego, cada portabebés nos ofrece unas ventajas propias de sus características y lo fantástico sería poder tenerlos todos e ir usándolos conforme a nuestras necesidades puntuales, pero la mayoría de las familias no pueden o no quieren asumir ese gasto.

Yo misma, a pesar de tener variedad, lo que más uso desde los 6 meses son mochilas ergonómicas. Mi bebé gatea desde esa edad y desde los 10 meses camina sólo. Necesito un portabebés que me permita ponérmelo y quitármelo rápido y todas las veces que haga falta, pudiendo dejármelo puesto y sin arrastrar las tiras por el suelo. Al mismo tiempo, necesito que sea cómodo para ambos, pues su necesidad de suelo y de brazos van a partes iguales y pasa muchas horas aúpa. Por eso se han convertido en mi portabebés favorito.

Las mochilas ergonómicas son un portabebés práctico, fácil de poner y muy cómodo, que ofrece a las familias múltiples opciones adaptándose a sus necesidades: desde el nacimiento, desde los 6 meses, para todo el porteo… Para aquellas familias que no quieren invertir en un portabebés específico para cada momento concreto, las mochilas ergonómicas ofrecen soluciones que se adaptan a todas las fases, de modo que sólo tendrán que hacer una inversión inicial.

Por otra parte, no olvidemos que el porteo ergonómico es aún algo desconocido. La idea que tienen los padres de las mochilas portabebés es la clásica de las mochilas “colgonas” que ofrecen en muchas tiendas de puericultura y lucen algunos famosos. Muchos padres que vienen de esas ideas se sienten poco atraídos por la idea de tener que anudar un fular o ajustar una bandolera. Las mochilas ergonómicas, aunque no tienen nada que ver en cuanto a comodidad y, lo que es más importante, cómo cuidan la postura y el correcto desarrollo del niño, son el portabebés más parecido a esas mochilas que conocemos todos.

De ahí nace la idea: ofrecer a las familias la mejor selección de mochilas portabebés ergonómicas para que puedan elegir la que más se adapte a sus necesidades, garantizada por unos padres porteadores que hemos probado unas cuantas (y seguimos probando modelos). Daremos buena cuenta de ello en los análisis que iremos colgando.