Envío gratuito - Recibe tu pedido en 24h - Te asesoramos antes y después de la compra - 91 465 43 74

¿Por qué llamamos colgonas a algunas mochilas portabebés?

Mochila colgona

¿Por qué llamamos colgonas a algunas mochilas portabebés? Si estáis leyendo este artículo seguro que ya habéis escuchado varias veces esa denominación de “mochilas colgonas“.

Los que conocemos qué es una mochila ergonómica solemos llamar coloquialmente colgonas a las mochilas no ergonómicas, aquellas que por sus características obligan al niño a ir colgando de sus genitales y forzando su columna.

Por desgracia, las mochilas no ergonómicas, convencionales o colgonas, se ven muy habitualmente en las grandes tiendas de puericultura, donde en generalmente tampoco disponen de personal informado que pueda aconsejar sobre qué puntos son importantes a la hora de elegir una mochila portabebés. Los padres o aquellos que las regalan, fiándose de marcas presumiblemente de confianza y de establecimientos de gran tradición, creen comprar lo mejor para sus hijos y para ellos mismos y sin pretenderlo acaban con una mochila que apenas pueden aguantar diez minutos seguidos y que acaba en el fondo del armario.

Por este motivo, es importante explicar qué es una mochila no ergonómica, qué convierte a una mochila en colgona y, por tanto, qué errores no se deben cometer.

 

CARACTERÍSTICAS DE UNA MOCHILA NO ERGONÓMICA

Hemos seleccionado varias imágenes de mochilas no ergonómicas, colgonas, para poder explicar gráficamente cuáles son sus características:

Mochilas no ergonómicas

Quizá lo que más nos llame la atención en un primer vistazo sea lo bajo que se encuentra el niño con respecto a la persona que lo lleva. Y, además de ir muy abajo, va bastante separado del cuerpo del porteador. Esto se traduce en una modificación del centro de gravedad de la persona que lo lleva y produce la carga de varios grupos musculares de la espalda, pues para compensar el desequilibrio que produce el niño el porteador tiende a echarse hacia atrás, y aumenta el riesgo de caídas.

Esto es así en buena medida porque la mayoría de las mochilas colgonas no permiten un correcto ajuste al cuerpo del papá o la mamá que la usa, sino que suelen llevar varias posiciones a las que el porteador habrá de acoplarse como pueda.

A la hora de transportar un peso, siempre debemos llevarlo bien pegado a nuestro cuerpo. Las mochilas ergonómicas llevan a nuestro bebé de forma que si nos agachamos, apenas se despega de nosotros. Además, la distancia recomendable es aquella que nos permite darle un beso a la cabeza del niño sin tener que esforzarnos.

De la misma forma, la mochila colgona está formada por un cuerpo más o menos rígido, a veces llevando incluso piezas duras de plástico, que no sólo no se amolda al cuerpo del bebé sino que fuerza su columna. Recordemos que la espalda de los bebés posee una curvatura natural que debe respetarse siempre. Al meter al bebé en una mochila rígida, su espalda se endereza artificialmente, lo que a la larga puede resultar perjudicial.

Las mochilas ergonómicas se adaptan al cuerpo del bebé, no al revés. Un portabebés nunca debe forzar al niño, siempre debe acoplarse a él y a su portador.

Ya que la mochila no puede ajustarse al cuerpo del bebé, por mucho que la mayoría se indiquen desde el nacimiento, no permiten un soporte adecuado de la columna ni de la cabeza del niño. Es habitual que muchos padres comenten que en estas mochilas veían a sus niños nadar, flotar, ir huecos, ladearse, como si le quedará grande, etc. Efectivamente, en un primer uso es fácil apreciar el insuficiente soporte que proporcionan. Se manifiesta también muy claramente cuando el bebé se duerme, arrugándose dentro de la mochila y/o ladeándose de forma muy evidente.

Por el contrario, una mochila ergonómica ofrece un soporte adecuado para el niño, tenga la edad que tenga, siendo éste además un soporte envolvente incluso en la zona de la nuca o cabeza, sin puntos de presión.

En la mayoría de los casos, la base donde reposa el niño es muy estrecha. Esto produce que el niño, en lugar de ir sentado sobre su culete, vaya reposando todo su peso sobre los genitales, algo perjudicial e incómodo, especialmente para los varones.

Las mochilas ergonómicas garantizan la posición fisiológica del bebé: sentado sobre su culete, piernas separadas  (formando un ángulo aproximado de 90º entre ellas), con las caderas y rodillas flexionadas y estas últimas ligeramente más elevadas que el culo. Un buen portabebés va a recoger los muslos del bebé de corva a corva, proporcionando un asiento cómodo y respetuoso con sus caderas y piernas, que nunca estarán extendidas.

Al ir colgando de sus genitales, las caderas y piernas están en extensión: el bebé va colgando. Como bien explica el Instituto Internacional de la Displasia de Cadera, la cadera es una articulación de rótula y durante los primeros meses de vida la cabeza del fémur de los bebés, dada su natural flexibilidad, tiene más posibilidades de salirse del acetábulo (el lugar donde se inserta). Si se fuerzan las caderas, como sucedería en un portabebés colgón de este tipo, existe un alto riesgo de que se desforme permanentemente la articulación, provocando displasia o dislocación de cadera.

 

EL BEBÉ NUNCA DEBE IR MIRANDO HACIA FUERA

Una de las fotos promocionales más habituales en este tipo de portabebés es la de un niño colgando de la mochila y mirando hacia fuera.

 

Esta posición mirando hacia el mundo les hace forzar aún más la espalda, pues naturalmente tenderán a compensar la gravedad echándose hacia atrás.

Tampoco les permite reposar la cabeza si así lo desean y no les sostiene debidamente su columna.

Mirando hacia el mundo los niños se hiperestimulan, al no poder refugiarse apoyando la cabeza contra el pecho (o la espalda) de su papá. Los niños deben poder seleccionar el nivel de estímulo que necesitan y, de hecho, llevar a los bebés en una posición elevada y junto a sus padres es una estimulación fantástica siempre que puedan ser ellos quienes la seleccionen.

Un bebé que viaja mirando hacia fuera pierde la referencia visual con sus padres, algo que es especialmente importante en un bebé pequeño, sin conciencia de permanencia del objeto: el bebé viaja solo y sin poder decir basta.

Algunos padres y/o familiares dicen que sus hijos quieren verlo todo y que, por ello, deben ir mirando hacia fuera, creyendo así que un portabebé que permite esta opción es mejor que uno que no la permite. Lo cierto es que un niño que quiere ver puedo hacerlo perfectamente por los lados cuando va pegado al pecho de sus padres. O puede ir colocado en la cadera del porteador. Y también puede ir a la espalda, mirando por los lados y/o por encima del hombro de sus padres. Como ya hemos dicho anteriormente, el porteo ergonómico permite al niño descubrir el mundo desde la altura de sus padres y contando con su protección y seguridad, seleccionando el grado justo de estimulación que necesitan y pudiendo refugiarse o descansar cuando lo deseen.

Si quieres saber más sobre este tema, no dejes de leer nuestro artículo No lleves a tu hijo mirando hacia fuera en tu mochila portabebés.

 

RECAPITULANDO

Podemos ver muy claramente las diferencias entre una mochila no recomendada y otra ergonómica en esta imagen proporcionada por el Instituto Internacional de la Displasia de Cadera.

Posición fisiológica

 

Esas mochilas no ergonómicas (colgonas) presentan una serie de problemas muy claros:

  • No se ajustan a la complexión de cada porteador sino que tienen unas pocas posiciones predefinidas.
  • No se ajustan al bebé, ofreciendo un soporte insuficiente.
  • La espalda del bebé es forzada a ir recta, sin respetar su curvatura natural.
  • El bebé va muy abajo y demasiado separado del cuerpo del porteador, lo que desplaza el centro de gravedad de éste y causa incomodidad y eleva el riesgo de caída.
  • El bebé va colgado de sus genitales, recayendo todo su peso sobre ellos.
  • Las piernas quedan estiradas por lo que la cabeza del fémur no queda bien encajada dentro del acetábulo de la cadera.
  • Habitualmente se publicitan con una fotografía de un bebé mirando hacia fuera, posición que es aún menos recomendable por forzar la columna del bebé a adoptar justo la posición contraria a la fisiológica y por exponerle a todos los estímulos del mundo sin refugio ninguno.
  • No reparten bien el peso, provocando sobrecargas musculares y dolores.

 

Si quieres ver más ejemplos de mochilas no ergonómicas, no dejes de visitar nuestro tablero en Pinterest ¡Nada recomendable!.

¿Quieres profundizar más sobre porteo ergonómico? Puedes leer estos otros artículos nuestros:

Comentarios (19)

  1. Inmaculada dice:

    Hola me gustaría comprar una mochila para mi bebe que acaba de hacer 13 meses. Me podríais recomendar alguna en concreto. Gracias.

    1. Hola Inmaculada, te voy a enviar un mail para hacerte unas cuantas preguntas y así poder asesorarte mejor. Un saludo.

  2. Maricarmen dice:

    Me gustaría saber si la marca Hauck hace mochilas ergonómicas. Muchas gracias!

    1. No conocíamos la marca pero viendo las imágenes de su web, si te refieres a la 4-en-1, que parece que es la mochila que venden, no, no es ergonómica.

      1. Maricarmen dice:

        Muchas gacias por la atención. La verdad no sé el nombre de la mochila porque la tengo hace cinco años, pero mirando la página descarto que sea la 4 en 1, yo creo que es la 3 way carrier. Si teneis más info al respecto de ella os lo agradecería mucho. Como dato deciros que donde va el culito del bebé lleva tres cremalleras una en el centro dos transversales para abrir dando más holgura(no sé si esto sirve d algo). También os agradecería muchísimo si pudieseis decirme la marca d la mochila ergonomica más barata del mercado y que precio ronda. Muchísimas gracias de antemano!

        1. Puedes mandarnos un mail a hola@kangarunga.es con una foto de tu mochila y así lo podemos valorar. Para poder aconsejarte la mochila ergonómica más económica primero necesitaríamos conocer la edad, peso y altura de tu bebé ya que no todas las mochilas valen para todos los niños :-)

          1. maricarmen dice:

            Estoy a punto d salir de cuentas y me gustaría usarla mochila desde que nazca. Lo de enviar la foto no puedo en este momento por falta de espacio en el movil, pero lo haré en cuanto pueda. Muchas gracias por todo!

  3. Carolina dice:

    Hola la marca babybjorg hace mochilas ergonomicas? Muchas gracias

    1. Hola Carolina. Lamentablemente no. Gracias a ti!!

Comentar

Tu dirección de correo no se mostrará en la página.