El porteo ergonómico es porteo seguro

Mochilas portabebés para recién nacido ¿cuáles son las mejores?

Una pregunta habitual que nos hacen muchas familias que tienen claro que van a portear a sus hijos desde el primer día es ¿cuál es la mejor mochila portabebés para recién nacido? ¿Cómo hacer la mejor elección para nuestro bebé?

Porque además de la gran variedad de marcas y modelos de mochilas portabebés ergonómicas entre las que escoger, a menudo tenemos que combatir la legión de mochilas colgonas que se encuentran en los grandes centros comerciales y que, cada vez más, intentan hacer pasar por ergonómico lo que no lo es. ¡La elección puede llegar a ser un lío!

Comprando en Kangarunga podéis tener claro que todas las mochilas que vendemos son ergonómicas y que además son mochilas que hemos probado a fondo, que usamos con nuestros hijos, de modo que os vamos a recomendar siempre lo que más os convenga: la mochila que se adapte a vuestras necesidades.

En este artículo os vamos a desgranar todas las posibilidades de mochilas portabebés para recién nacido, con sus pros y sus contras, para que, con la información en vuestro poder y con nuestro asesoramiento, podáis decidir lo que es mejor para vosotros, para vuestro bebé, para vuestra familia.

 

Mochilas portabebés evolutivas 

Hace unas semanas dedicamos un post a examinar las diferentes opciones de mochilas evolutivas para usar desde el nacimiento hasta los 2-3 años. Os aconsejamos la lectura de este artículo ya que hoy nos vamos a centrar en las más destacadas, las que más recomendamos para usar desde recién nacido.

Las mochilas portabebés evolutivas están confeccionadas en tejido de fular, es decir, que ya de por si cuentan con un panel muy amoldable al cuerpo del bebé. Además, incluyen algún sistema que permite regular el tamaño del panel, de modo que se pueden usar desde recién nacido sin necesidad de reductores. En todo momento llevaremos a nuestro bebé en una mochila que es exactamente del tamaño que necesita.

 

Mochila Buzzidil en talla BabySize

Sin duda alguna, las Buzzidil son una de las mochilas evolutivas de tejido de fular más conocidas y recomendadas.

El panel de las mochilas Buzzidil está confeccionado con tejido de fular de algodón.

Las Buzzidil son mochilas evolutivas porque el asiento puede ajustase tanto en ancho como en alto.

En este caso, el panel es una pieza cortada y cosida, como si estuviéramos ante una mochila pre-formada clásica como una Tula Baby Carrier, por ejemplo, pero con cordones. Gracias a ellos podemos ajustar el ancho, el alto e incluso fruncir la parte superior del asiento, para darle mejor soporte a la cabecita del bebé.

Un sistema muy sencillo que unido al excelente tejido de fular consigue que la mochila Buzzidil sea una excelente opción para utilizar desde el nacimiento.

Mochila Buzzidil detalle ajustes

Como veis en la foto, el sistema de cordones nos da un recorrido muy grande en cuanto a tamaño de panel, desde una medida muy pequeñita hasta una bastante grande.

Además, las mochilas Buzzidil se venden en tres tallas, para permitir una adaptabilidad aún mayor.

Por todo esto, una mochila Buzzidil en talla BabySize ajustada al mínimo se puede usar con un bebé recién nacido (desde 3.5 kg). Y poco a poco iremos ampliando el panel para que éste se vaya adaptando al crecimiento de nuestro bebé, hasta unos 18-24 meses de edad.

La talla BabySize de Buzzidil está pensada para usarse desde el nacimiento (3.5 kg) hasta unos 18-24 meses.

El panel de la talla BabySize de Buzzidil permite:

– Un ancho mínimo de 18 cm y un máximo de 37 cm.

– Un alto mínimo de 30 cm y un máximo de 42 cm.

Para que os hagáis una idea, la mochila Tula Baby Carrier que os mencionábamos antes como ejemplo de mochila pre-formada clásica mide unos 37 cm de ancho y unos 39 cm de alto, es decir, que la Buzzidil en talla BabySize alcanza un tamaño de panel de unas medidas más que generosas.

Quiero comprar mi Buzzidil Babysize

 

Ergobaby Adapt

Las mochilas Ergobaby Adapt son toda una innovación en esta prestigiosa marca ya que, por primera vez, permiten que son la primera gama de Ergobaby cuyo panel es evolutivo.

Como podéis ver en la imagen inferior, el panel lleva un sencillísimo sistema de velcros que permite adaptar el ancho de la mochila de forma progresiva, adecuándolo al tamaño del bebé.

Ergobaby Adapt detalle de los velcros de ajuste del ancho del panel

El soporte de la parte superior del panel también puede llevarse en varias posiciones, permitiendo de este modo regular el alto del asiento.

Mochila Ergobaby Adapt Gris lifestyle

Hasta el momento, las familias que querían utilizar una Ergobaby desde el nacimiento debían hacerlo usando un cojín reductor para los primeros meses. Una opción que nosotros no aconsejamos y que a menudo presentaba más problemas que ventajas. Al ser la nueva Ergobaby Adapt una mochila evolutiva este problema ya no lo tenemos: se puede usar desde 3.5 kg sin necesidad de adaptador.

El panel de la Ergobaby Adapt es un panel pre-formado clásico. Es decir, no nos va a dar la adaptabilidad de un tejido de fular como el de la Buzzidil, que prácticamente se adapta punto por punto al bebé. Pero la innovación de esta marca supone una gran revolución para un amplio sector de familias que no quieren saber nada de fulares (ni tan siquiera en el asiento de una mochila) y que buscan un sistema sencillo, que permita un amplio periodo de uso y todo ello garantizando una buena posición del bebé.

Quiero comprar mi Ergobaby Adapt

 

Mochilas portabebés muy centradas en el recién nacido pero con vida útil más corta

Una opción que gusta a muchos papás es elegir una mochila que esté muy muy centrada en el recién nacido, aunque su vida útil sea más corta que las mochilas evolutivas que acabamos de comentar.

Lo bueno de esta opción es que vamos a usar una mochila muy amorosa para los primeros meses y, cuando se nos quede pequeña, tendremos muchísimo donde elegir. ¿Por qué? Porque para el momento en que notemos que esa mochila se nos ha quedado pequeña nuestro bebé seguramente tendrá más de 6 meses y medirá al menos 68 cm y pesará más de 7 kilos. Con esa edad y complexión sostendrá bien la cabeza, seguramente incluso se sostendrá sentado o estará a punto, lo que amplía el margen de elección enormemente. Podremos optar casi por cualquier mochila pre-formada clásica del mercado: Tula Baby Carrier, Beco Soleil, Boba 4G, Ergobaby, Liliputi, Manduca y un largo etcétera.

Es cierto que, optando por esta alternativa, estaríamos invirtiendo más dinero ya que compramos dos mochilas. Pero de algún modo también lo estamos financiando ya que no lo abonamos de golpe, sino en dos veces. Y si os encanta el porteo ergonómico, seguro que a lo largo del mismo os apetecerá tener varias mochilas.

¿Qué mochilas encajarían en esta descripción?

Mochilas Marsupi

Son mochilas inspiradas en los mei-tai. Con un tejido muy suave y agradable, se ajustan con velcros, por lo que prescinden de cintas, broches, piezas y demás ajustes que nos puedan molestar. Dado su corte pequeño tanto de ancho como de alto, se puede usar desde recién nacido (3.5 kg) hasta unos 7-8 kg.

Marsupi Plus Antracita (nuevo diseño)

El tejido de las Marsupi está homologado hasta unos 14 kilos, pero en la práctica es imposible llevar en ella a un niño de ese peso ya que la mochila está muy poco acolchada y, además, se queda pequeña enseguida tanto de ancho como de alto. Es una mochila que se centra, sobre todo, en unos primeros 6-8 meses de vida del bebé.

Por cierto, la marca recientemente ha cambiado ligeramente la denominación. Antes las llamaba Marsupi Plus (a secas) y Marsupi Plus Breeze. Ahora ha quitado el “Plus” y las dos gamas serían Marsupi Classic (antes la Marsupi Plus a secas) y Marsupi Breeze. En definitiva, estamos ante las mismas dos gamas de la misma mochila, simplemente con un cambio en el tejido: la Marsupi Breeze lleva lino y sólo está disponible en un color gris perlado.

Quiero comprar mi Marsupi

 

Mochilas Caboo

Las mochilas Caboo son un fular elástico pero ya pre-anudado. Se ponen por la cabeza, se ajustan con una anilla a cada lado y ya podemos meter al bebé. Lo bueno de este sistema es que podemos utilizar un fular elástico con nuestro bebé recién nacido sin necesidad de aprender a anudar varios metros de tela ni que nos arrastre por el suelo. Perdemos la versatilidad del fular pero ganamos en rapidez de anudado y facilidad de uso. Es una opción perfecta para las familias que buscan la adaptabilidad y sensación amorosa del fular elástico para su recién nacido pero no quieren tener que aprender a utilizarlo.

Mochila Caboo Organic modelo Indigo

Al igual que las Marsupi, su tejido está homologado hasta unos 14 kilos pero en la práctica no se suele usar más allá de los primeros 6-8 meses, hasta unos 8 kilos (siempre dependiendo del desarrollo del bebé y los gustos de cada porteador).

En un fular elástico cuando el bebé pesa más 7-8 kilos empezamos a notar un cierto efecto rebote al movernos si no está muy muy bien ajustado y comenzamos a echar en falta un cinturón y tirantes bien acolchados. Además, cuando el bebé alcanza cierta envergadura meterle desde arriba resulta menos práctico, considerando también de los bebés partir de los 4-6 meses suelen pedir mucho suelo y habría opciones de mochilas que serían más rápidas de poner y quitar.

Quiero comprar mi Caboo

 

Mochilas portabebés pre-formadas con reductor 

Seguramente las mochilas pre-formadas son las más conocidas por los papás, quizá por ser las que más tiempo llevan en el mercado. Estaríamos hablando de marcas como Ergobaby, Boba o Manduca.

Mochilas con panel pre-formado significa que su panel es una pieza de tela cortada y cosida de tal manera que permite al bebé mantener las piernas en posición de ranita. El panel es el que es, no crece con el bebé.

Idealmente están pensadas para ser utilizadas con bebés que pesan más de 7 kilos y miden al menos unos 68 cm. Bebés que sostienen bien la cabeza y se sostienen sentados sin ayuda (o están a punto de hacerlo). Este uso idóneo se debe a que su panel es grande tanto en ancho como en alto y, aunque flexible, no es igual de adaptable que el de una mochila confeccionada con tejido de fular como puede ser una Buzzidil, una Fidella Fusion o una Emeibaby.

Lo que ocurre es que todas las marcas de este tipo de mochilas han desarrollado algún sistema para poder usarlas desde recién nacido (desde 3.5 kg). Cada marca tiene su sistema propio:

  • En el caso de las mochilas Manduca, es una especie de “pañal de tela” que eleva al bebé dentro de la mochila. Esto le permite al niño adaptarse mejor a la mochila y “evitar” el ancho, que sería excesivo para un recién nacido. Cuando se usa el reductor, el panel de la mochila se curva. Las tres posiciones del reductor permiten que se pueda ajustar según su crecimiento.Manduca con reductor
    El bebé comienza con sus pies por dentro de la mochila y poco a poco los irá sacando por los laterales, hasta que no necesite el reductor. Además, en la Manduca se puede utilizar el accesorio Size-It, combinado con el reductor o sin él, para permitir adaptar mejor el ancho de la mochila. También sería posible usar el accesorio ZipIn Ellipse, que adaptaría mejor el panel cuando usamos el reductor.
  • En el caso de las Boba 4G, incluyen un cojín alzador que admite dos posiciones: una, para los bebés recién nacidos (3.5 kg) y otra desde unos 5.5 kg hasta que puedan utilizar la mochila sin el reductor.

Boba Carrier 4G modelo Vail

  • En el caso de mochilas como Ergobaby, Tula o Beco Soleil, por nombrar sólo algunas, tendríamos que usar un cojín reductor, que además se compraría a parte.

Tula Baby Skyscape con cojín Infant Insert

Los reductores y adaptadores para mochilas pre-formadas tienen sus defensores y sus detractores. Algunos opinan que son meros apaños y que este tipo de mochilas es preferible dejarlas reservadas para cuando los bebés pueden usarlas directamente. Lo cierto es que cuando colocamos a un bebé con reductor resulta algo complicado verificar que la posición adoptada es la correcta, sobre todo si no tenemos experiencia. Si van con los pies por dentro, no es complicado que el niño acabe sentado sobre sus pies, una posición que no es la que queremos conseguir en el porteo ergonómico. De hecho, muchos bebés recién nacidos tienen un reflejo plantar muy desarrollado y detestan la sensación de tocar con sus pies el interior de la mochila, llegando a ponerse de pie.

Cuando nos preguntáis por mochilas con reductor, nuestra respuesta es aconsejaros opciones más adaptables al bebé, poniendo de manifiesto por qué consideramos que es preferible primar la adaptabilidad al recién nacido. Pero, con toda la información a vuestro alcance, sois los papás los que debéis valorar con qué opción de mochila os sentís más cómodos.

A menudo nos decís: quiero que me recomiendes la mejor mochila portabebés que exista. Lo cierto es que esto es muy relativo y depende de muchos factores: complexión y características del bebé, de los padres, uso que se le quiere dar, gustos personales, etc. La mejor mochila portabebés es la que se adapta a las necesidades concretas de cada familia.

 

En este artículo de hoy hemos querido esquematizaros las diferentes opciones de mochilas portabebés para recién nacido. No están todas las mochilas que podéis utilizar desde el nacimiento, pero con este post sí tendréis claro cuáles son las opciones que tenéis y las mochilas más representativas dentro de cada una de ellas.

Ya sabéis que en el blog encontraréis análisis pormenorizados de cada una de las mochilas portabebés que vendemos. Y, por supuesto, contáis con nuestro asesoramiento los 365 días del año en hola@kangarunga.es.

Quiero comprar mi mochila portabebés

No hay comentarios

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.