Mochila portabebés tirantes cruzados

Cómo llevar tu mochila portabebés con los tirantes cruzados

Como comentábamos hace unos días al explicar cómo colocar una mochila a la cadera, algunas mochilas (como Manduca, Ergobaby, Pognae o Beco Soleil) tienen sus tirantes divididos en dos partes unidas por un broche. Esto permite poder desabrochar los tirantes y configurarlos a nuestro gusto, de manera que si lo deseamos podremos llevarlos cruzados, como si se tratara de un mei-tai.

Esta posición resulta muy cómoda y algunos papás la adoran, pues distribuye el peso muy bien por toda la espalda y permite en muchos casos llevar al bebé más cerca de nosotros, especialmente si la mochila que llevamos no permite regularla en su parte superior, a la altura de nuestra clavícula. Esto último sucede, por ejemplo, con la mochila Ergobaby, una mochila que en porteadores pequeños puede pecar de holgada en la parte superior y que carece de regulación en esa zona; cruzando los tirantes a nuestra espalda conseguimos solventar ese problema e iremos más cómodos con el bebé más pegado a nuestro cuerpo.

Para poder colocar nuestra mochila portabebés con los tirantes cruzados os recomendamos, antes de nada, soltarlos al máximo para poder alcanzarlos sin hacer esfuerzos. A continuación desabrochamos los tirantes y tenemos dos opciones:

La primera posibilidad sería cruzar los tirantes antes de colocar al niño. Con el cinturón de la mochila ya puesto pero sin haber situado al bebé en ella, cruzamos los tirantes, uniendo el derecho con la pieza acolchada izquierda y el tirante izquierdo con la pieza acolchada derecha. Esto nos permitirá dejar muy bien hecha la cruceta, incluso pasando un tirante a través de otro para dejarlos bien asentados (como se puede ver en el vídeo de Manduca). Una vez hecho esto, colocamos a nuestro bebé y sujetando con un brazo pasamos los tirantes cruzados hacia nuestra espalda, metiendo nuestra cabeza por el hueco, de manera que quedarán situados perfectamente sin que tengamos que hacer ningún esfuerzo. Lo último que haremos será ajustar la mochila.

Una segunda opción, más cómoda quizá cuando los bebés son ya grandecitos, es colocarnos la mochila como si se tratara de un mei-tai, cruzando los tirantes sobre la marcha. Para ello desabrochamos los tirantes y nos colocamos el cinturón de la mochila, situando al bebé como siempre. Subimos el panel, subimos los tirantes y mientras sostenemos a nuestro bebé y el panel con uno de nuestros brazos, con el otro recogemos los tirantes, cruzándolos. Durante esta operación tendremos que cambiar de mano que recoger el tirante y de brazo que sostiene al bebé, pero no es una operación complicada. Por último, ajustamos la mochila.

Como una imagen vale más que mil palabras, aquí podéis ver un estupendo vídeo de Manduca donde se explican ambas posibilidades.

Si te gusta llevar tu mochila portabebés con los tirantes cruzados, te gustará la mochila MobyGo: la primera mochila diseñada especialmente para ser llevada con los tirantes cruzados.

1 Comentario
  1. […] o Beco Soleil tienen sus tirantes divididos en dos partes unidas por un broche, lo que permite cruzar los tirantes de las mochilas o llevarlas a la cadera. Sin embargo, estas posiciones no suelen ser las más frecuentes, quizá […]

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.