Molto Ergonomic Carrier modelo Chocolate

Análisis mochila portabebés Molto Ergonomic Comfort Carrier

La mochila portabebés Molto Ergonomic Comfort Carrier es una de las últimas incorporaciones que hemos hecho a la tienda hace unas semanas. Con un precio más que ajustado (44.95 euros en negro y marrón y 64.95 euros en tejido denim), sois muchos los papás que nos estáis preguntando por ella para saber si se adapta a vuestras necesidades.

Como hacemos siempre, antes de incorporar una mochila a nuestra tienda la probamos nosotros mismos para asegurarnos de que con ella se cumple nuestro objetivo de ofreceros solamente aquello que nosotros usaríamos con total tranquilidad con nuestros hijos. De este modo, en este artículo os ofrecemos un amplio análisis de la mochila para que podáis valorar sus puntos fuertes y también sus principales desventajas.

 

PRESENTACIÓN

La mochila portabebés Molto Ergonomic Comfort Carrier viene presentada en una gran caja, mucho más grande que otras mochilas ergonómicas del mercado.

Molto Ergonomic Carrier modelo Chocolate

La caja resulta excesiva para el tamaño de la mochila pero hay que reconocer que es llamativa y las fotos son de muy buena calidad.

 

AJUSTE

En la fotografía inferior podéis observar cómo es la mochila portabebés ergonómica de Molto desplegada sobre una mesa.

A simple vista observamos un cinturón ancho, de hasta 14 cm en la zona más ancha, con un acolchado firme (y quizá algo rígido) segmentado en tres zonas para favorecer que se adapte al cuerpo del porteador.

No resulta una mochila especialmente sencilla o ligera ya que los bolsillos centrales le añaden volumen y también por el extenso acolchado de sus tirantes, que abarcan una zona bastante superior al de otras mochilas ergonómicas.

Molto Ergonomic Comfort Carrier desplegada

El acolchado de los tirantes es bueno. Con un grosor de 2 cm resultan firmes y a la vez adaptables, son agradables en el uso y se adaptan bien a nosotros cuando llevamos la mochila.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle de los tirantes

Quizá lo más destacable de la mochila ergonómica Comfort Carrier de Molto sea que incorpora un doble ajuste en sus tirantes pero no el doble ajuste al que estamos acostumbrados con otras mochilas como Tula o Beco Soleil, que permiten no sólo ajustar desde debajo de los brazos sino también en la zona superior, donde el tirante se une con la parte alta del panel. En el caso de la mochila portabebés Comfort Carrier de Molto además el clásico ajuste debajo de los brazos tenemos un ajuste en la zona inferior del tirante que une su extremo con el cinturón, de forma que permite separar el tirante de nuestra axila mucho más de lo que se consigue con otras mochilas.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle del ajuste de los tirantes

Os lo mostramos también con imágenes de estudio tomadas por la propia marca donde quizá se aprecie aún mejor a qué ajuste nos referimos.

Molto Comfort Carrier ajuste especial tirantes

En estas últimas fotografías también se puede apreciar muy bien el gran acolchado que tienen sus tirantes, acolchado que cubre mucha más superficie que en otras mochilas ergonómicas.

La Molto Comfort Carrier incluye capucha, que no puede quitarse pero sí guardarse en un bolsillo con cremallera ubicado en la zona superior.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle de la capucha

Un detalle que muchos papás encontrarán interesante es que la mochila incluye un doble bolsillo central con cremallera en uno de los laterales donde se podrían guardar unas toallitas, un par de pañales o cualquier otro objeto de poco peso y que no vaya a molestar en la espalda al bebé.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle de los bolsillos

El interior de la mochila está bien acolchado lo que hace que la mochila sea bastante amorosa pero algo calurosa para la época de altas temperaturas. Los bordes donde el bebé apoya los muslos están ligeramente acolchados.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle del interior

La mochila portabebés ergonómica de Molto incluye un babero que se puede quitar o poner con velcro en la parte superior de la mochila, aunque debemos decir que no le encontramos mucha utilidad.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle del babero

El babero parece más pequeño que la zona donde va enganchado por lo que resulta difícil de acoplar y tampoco parece servir para mucho ya que en ningún caso vamos a llevar al bebé mirando hacia fuera. Podría servir, quizá, para evitar que el bebé sude esa zona en exceso en verano ya que podría lavarse por separado.

El plegado de la mochila no es uno de los puntos fuertes de la mochila Molto Ergonomic Carrier. Al tener una parte muy importante del tirante acolchado y un bolsillo de considerable tamaño en el panel sumado al acolchado del mismo, cuesta un poco plegarla y una vez plegada abulta un poco.

Molto Ergonomic Comfort Carrier plegada

Desde luego, no podemos decir que sea una mochila sencilla y ligera ni que sea posible plegarla en un espacio súper reducido.

 

USO

Algo que sorprende al observar a simple vista la mochila Comfort Carrier de Molto es que resulta alta y estrecha. Y, efectivamente, metro en mano obtenemos que mide 30 cm de ancho en la zona de su base y hasta 41 cm de alto. Esto significa que mide unos 3 cm menos de ancho que una mochila como la Manduca, que ya de por si es de corte medio-estrecho, y hasta 5-6 cm menos que otras mochilas con un alto de panel similar.

Teniendo un panel estrecho la mochila podría usarse desde una edad más temprana que otras, quizá con 4-5 meses, pero hay que considerar que teniendo un panel tan alto seguramente al bebé le llegaría bastante arriba, algo que no a todos suele gustarles (y recordemos, además, que en ningún caso la cabeza del bebé debe quedar dentro de la mochila por motivos de seguridad). Del mismo modo, cuando ese panel tan alto le quedara al bebé a un altura más razonable y que le permitiera, por ejemplo, sacar los brazos con comodidad, ya tendríamos una buena parte del muslo fuera del ancho de la mochila.

En cualquier caso, aunque Molto indique en la caja e instrucciones que se puede usar desde los 3.5 kg, el uso que nosotros consideramos adecuado implicaría:

– Tener un bebé con envergadura suficiente para sentarse en el panel sin forzar la apertura de sus piernas, es decir, cuyas rodillas no quedaran dentro del panel ni lo doblaran para poder alcanzar los bordes,

– Con una complexión suficiente para que la mochila le diera un buen soporte sin quedarle holgada

– Y que el panel no le cubriera la carita.

En definitiva, podríamos usar la mochila desde unos 3-4 meses y siempre atendiendo al nivel de desarrollo físico y motor del bebé.

En las siguientes imágenes podemos ver cómo quedaría la mochila a un bebé de unos 8 kilos de peso y 70 cm de alto.

Molto Ergonomic Comfort Carrier llevando al bebé delante
Molto Ergonomic Comfort Carrier llevando al bebé delante

Se puede apreciar que la mochila le queda bastante alta pero, en cambio, ya no le ofrece soporte de corva a corva a pesar de tratarse de un bebé de escasa edad y altura.

En la siguiente imagen podemos apreciar cómo quedaría la mochila en nuestra espalda. Es interesante observar cómo la zona acolchada del tirante en este caso de una porteadora de baja altura llega prácticamente hasta el cinturón. Es cierto que por su forma no queda totalmente en contacto con la espalda en la zona baja pero aún así resulta cómodo.

Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle de la espalda
Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle de la espalda

En la imagen tomada lateralmente podemos apreciar cómo la altura a la que se inserta la cinta que permite regular el tirante bajo los brazos es bastante baja, por lo que no molesta en la axila. Además, el nuevo ajuste que incorpora la mochila Molto con respecto a otras mochilas ergonómicas favorece precisamente que el ajuste bajo los brazos no moleste al porteador. Es un detalle, sin duda, muy interesante.

Molto Ergonomic Comfort Carrier vista lateral
Molto Ergonomic Comfort Carrier vista lateral

¿Hasta qué edad se puede usar? Su soporte es de hasta 15 kilos de peso pero, como estamos indicando anteriormente, su panel es bastante estrechito, apenas 30 cm. Por ello, si llevamos a un niño grande tendremos que tener en cuenta que seguramente le va a dar un buen soporte de la espalda, porque su panel sí es alto, pero el muslo le sobresaldrá muy notablemente con respecto al ancho del panel. Esto al final termina resultando incómodo, no sólo para el bebé sino también para quien le lleva, ya que cuanto mejor soporte tenga el niño mejor repartido irá su peso y se moverá menos.

Así se puede apreciar en las siguientes fotografías, en las que llevamos en la mochila Molto Ergonomic Carrier a un bebé de unos 12.5 kg y unos 87 cm de alto.

La mochila le da un buen soporte en la espalda; de hecho, por la forma de la mochila el bebé tiene incluso cierta dificultad para poder sacar los brazos por la parte superior a pesar de que estamos hablando ya de un bebé con una altura considerable. En cuanto al ancho del panel, en las fotos vemos como buena parte del muslo queda fuera y las rodillas ya no están más altas que el culete. Desde luego, para nuestro bebé probador esta mochila no sería ya la mejor opción.

Molto Ergonomic Comfort Carrier niño delante
Molto Ergonomic Comfort Carrier con niño de 12.5 kg y 87 cm delante

En esta vista lateral podemos comprobar quizá aún mejor el escaso soporte que le proporciona en las piernas. También vemos cómo el ajuste de debajo de los brazos queda alejado de la axila, algo que los porteadores varones suelen agradecer.

Molto Ergonomic Comfort Carrier niño lateral
Molto Ergonomic Comfort Carrier con niño de 12.5 kg y 87 cm visto lateralmente

Un detalle a tener en cuenta es que la cinta que une los tirantes es bastante corta. En esta fotografía vemos cómo a un varón de estatura y talla media le queda ya justa, sin posibilidad de ampliarla más. No parece muy apropiada, por tanto, para porteadores de espaldas anchas.

Molto Ergonomic Comfort Carrier niño espalda
Molto Ergonomic Comfort Carrier detalle de la espalda en un varón de talla media

 

DESTACA POR

– Su precio tan económico, 44.95 euros en negro y marrón y 64.95 euros en tejido denim.

– Tacto suave.

– Agradable acolchado interior.

– Su buen acolchado para los papás, que la hace cómoda incluso con bebés que pesan bastante.

– El ajuste de debajo de los brazos no molesta en las axilas, algo de lo que algunos porteadores, sobre todo varones, se quejan a veces.

 

PODRIA MEJORAR

– El ancho de la mochila es bastante escaso, se agradecería que creciera varios centímetros más.

– La mochila no incorpora un ajuste que para nosotros es importante: el que permitiría alargar o acortar el tirante en la zona superior de la mochila.

– El ajuste que permite tirar del tirante hacia el cinturón a veces complica colocar correctamente al bebé a la primera ya que a menudo se engancha su pie con la cinta. Es un  problemilla perfectamente salvable pero que convierte a esta mochila en algo menos sencilla que otras.

– La capucha dentro del bolsillo abulta un poco, preferimos mochilas en las que se pueda quitar la capucha.

– Es una mochila algo voluminosa, no pliega tan bien como otras.

 

¿LA QUIERES?

Si te ha gustado la mochila portabebés Molto Ergonomic Comfort Carrier, la tienes en nuestra tienda: mochila portabebés Molto Ergonomic Comfort Carrier ¡Sin gastos de envío en tu casa en 24h!

No hay comentarios

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.