5 razones para hacer turismo llevando a tu bebé en una mochila ergonómica

Se acerca el verano, empieza a hacer buen tiempo y nos animamos a salir mucho más. Seguro que muchos ya estáis pensando en las vacaciones, incluso habéis elegido ya un destino para hacer turismo.

Pero salir con niños no siempre es fácil, así que el cómo organizarse para viajar con un bebé seguro que pronto se convertirá en una de las principales dudas que tengamos antes de salir de casa.

En este post hoy os invitamos a recorrer el mundo llevando a vuestro bebé en una mochila ergonómica. ¿Queréis que os enumeremos al menos 5 razones para hacer turismo llevando a nuestro peque en una mochila portabebés?

1.- Viajar sin carrito es mucho más sencillo. Si viajamos en coche, no tener que meter el carro en el maletero siempre es una ventaja: nos deja espacio para otras cosas y no tenemos que andar plegando y desplegando. Si viajamos en transporte público será mucho más sencillo acceder a las estaciones y a los vehículos. Los que habéis viajado en avión con un bebé seguro que sabéis lo complicado que puede ser llevar un carro de bebé, tener que facturarlo, rezar para que no se rompa durante el viaje… Todo esto nos lo evitamos si llevamos a nuestro bebito en una mochila ergonómica.

2.- Olvídate de las barreras arquitectónicas. Si llevas un carrito siempre tendrás que estar buscando un ascensor, evitando escaleras, buscando donde aparcarlo en las zonas donde no te dejen pasar con él, sufriendo en caminos pedregosos o mal asfaltados, en calles con cuestas, en zonas con mucha gente… Todos estos problemas desaparecen si porteas a tu bebé en una mochila ergonómica. Porteando te moverás cómodamente por la ciudad sin como si solamente fuerais uno. Podrás subir y bajar escaleras, moverte entre la gente sin problema. Avanzarás más rápido y más cómodamente.

Mochila para hacer turismo

3.- Tu bebé conocerá el mundo a tu altura, pudiendo escucharte y recibiendo tus mimos. ¿Hay algo mejor que mostrarle a tu hijo todo lo que estáis viendo, con su carita al lado de la tuya de manera que puedes hablarle, mostrarle, explicarle, invitarle a que toque, a que huela…? Participar de sus descubrimientos es una experiencia única que ambos disfrutaréis muchísimo.

4.- Los niños en el carro no ven absolutamente nada. En relación con el punto anterior, un niño que va sentado en un carro no puede ver prácticamente nada más que piernas, no puede escucharte bien, no puede dirigirse a ti ni tocar ni señalar ni moverse. Por eso acaban pronto aburriéndose y pidiendo bajarse. En cambio, si llevas a tu bebé en una mochila ergonómica permitirás a tu hijo que mire el mundo desde tu altura y que pueda expresarse como necesite. Esto te permitirá, además, adelantarte a cualquier incomodidad o necesidad que pueda tener, como tomar tetita o un cambio de pañal, por ejemplo.

5.- Viajar con un niño que tiene sus necesidades cubiertas es mucho más sencillo. Portear a tu bebé en una mochila ergonómica hará que tu hijo esté más tranquilo y seguro, que pueda expresar sus necesidades tan pronto como las tenga, que descanse tranquilamente en tu pecho cuando lo necesite. El porteo hace que los bebés estén más relajados porque tienen todo lo que necesitan de modo que podrás viajar con un niño que está feliz, que llora mucho menos y duerme más.

Se nos ocurren muchas más razones para hacer turismo llevando a tu bebé en una mochila ergonómica pero quizá estas 5 sean las más destacadas. ¿Cuáles añadirías tu?

No hay comentarios

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.