Consejos estrenar mochila portabebés

5 consejos para estrenar tu mochila portabebés con éxito

Acabas de comprar tu mochila portabebés, la has recibido en casa y estás deseando estrenarla con tu bebé. ¡Perfecto!

Si te has asesorado con nosotros, puedes estar seguro/a de que tienes en tus manos la mochila portabebés que mejor se adapta a nuestros necesidades y las de tu bebé.

Para asegurarnos de que todo salga bien hoy, además, te vamos a dar 5 consejos para que estrenes tu mochila portabebés con éxito:

1.- Tómate un tiempo para familiarizarte con ella

Las prisas no son buenas. Es verdad que en cuanto nos llega el paquete queremos abrir y estrenar la mochila portabebés, pero si queremos que todo salga bien, es mejor tomarse un momento para:

  • Leer las instrucciones del fabricante.
  • Comprobar que entendemos cómo funcionan los broches y las cintas.
  • Ajustar el panel al tamaño del bebé si se trata de una mochila evolutiva.
  • Lavar la mochila. No es imprescindible pero sí es recomendable. Recuerda: un lavado corto de agua fría, sin suavizante, con los broches cerrados y mejor aún dentro de una malla de lavado. Después la tiendes colgada de una percha y en un rato la tienes seca.

Recuerda, si tienes dudas ¡nos mandas un mail y te contestamos enseguida! Nos tienes 365 días al año a tu servicio, siempre al otro lado.

 

2.- Practica primero 

La inseguridad es mala consejera.

Salvo que lo tengas muy claro, te recomiendo que la primera vez que te pongas la mochila en lugar de meter a tu bebé utilices un muñeco, un peluche, un cojín, una almohada pequeña, una mantita enrollada… en fin, algo que simule a tu bebé y que te permita hacerte una idea de qué tienes que hacer para ajustar las cintas y abrochar los broches.

Por cierto, puedes empezar a practicar el meneíto. ¿Recuerdas ese gesto que a veces te descubres a ti misma haciendo con el carro de la compra como si estuviera meciendo el carro de paseo? Pues pronto te pasará lo mismo con tu mochila portabebés. Mantenerte en movimiento es fundamental para tu bebé esté contento y calmado, la suma de porteo y movimiento es fantástica para los peques.

Una vez que tengas claro el proceso (que es muy muy sencillo) ¡adelante!

 

3.- Elige el mejor momento para tu bebé y para ti

Para que tu bebé admita bien la mochila es fundamental que elijas un buen momento. Si está muy cansado, si tiene el pañal sucio, si se ha levantado quejoso de la siesta… no es un buen momento. Es preferible que no tenga hambre, que no esté excesivamente cansado y que le hayas cambiado el pañal recientemente. Los padres sabemos cuándo es el mejor momento, ¿verdad?

Esto es aplicable, por supuesto, para ti que vas a empezar a portear. Si estás de los nervios, si te sientes cansado, tienes hambre, estás enfadado… Déjalo para cuando estés con ánimo y si la cosa sale mal, no acabes lanzando la mochila dentro del armario.

 

4.- Si te sientes insegura, utiliza los apoyos que necesites

No pasa nada por sentirnos inseguros. Nos pasa a todos. Las primeras veces uno titubea, es lógico. En pocas veces que uses tu mochila ergonómica ya verás que te la acabas poniendo y quitando con los ojos cerrados.

Mientras llega ese momento, utiliza todos los apoyos que necesites. Por ejemplo, si tienes miedo de que el bebé se caiga, ponte cerca de una cama o del sofá. No tengas miedo en pedirle a alguien que supervise la operación o en utilizar espejos para comprobar que todo va bien. Por la calle, si porteas a la espalda, puedes utilizar la cámara de tu móvil: en lugar de hacerte un selfie, puedes emplearla para comprobar que tu bebé está disfrutando del porteo.

 

5.- Prepara todo para ponerte la mochila y salir a la calle inmediatamente

Un consejos que os damos siempre es poneros la mochila y salir a la calle inmediatamente. ¿Por qué? Pues porque la calle es maravillosa para los niños: una fuente de estímulo infinito que además ahora podrán explorar desde tu misma altura. Además, el movimiento, tu calor y tu contacto harán que tu bebé se calme.

Nuestro consejo es:

  • No pares de moverte mientras te pones la mochila.
  • En cuanto la tengas puesta, ¡a dar un paseo a la calle!

 

Bien, ahora ya estás listo para el gran estreno. Aprovecha estos 5 consejos para estrenar tu mochila portabebés con éxito ¡y Feliz Porteo!

 

¿Aún no tienes tu mochila?

¡Elige la tuya ahora mismo!

Quiero comprar mi mochila portabebés

No hay comentarios

Deja tu Comentario

Your email address will not be published.